Alguna vez en el mundo se vivió un fenómeno llamado la fiebre del oro, pero ahora ha llegado el momento para que la fiebre sea por la “criptomoneda”. Pero es que la criptomoneda ya no es novedad, quizás algunos replicarán, pero cuando anunciamos la llegada de esta moneda virtual a la red social más popular de mundo, Facebook ¡es todo un bombazo!

El gigante del internet se apuntó con varias corporaciones tecnológicas, comerciales y financieras, para crear su propia criptomoneda, que le permitirá enfocar un nuevo impulso en la red social, permitiendo realizar operaciones comerciales entre particulares o con comerciantes.

Mediante un comunicado divulgado en The Wall Street Journal, el proyecto cuenta con el apoyo de empresas líderes como Paypal, Visa, Mastercard y Uber. Lo que se está logrando es establecer un equipo de trabajo operando en conjunto bajo el nombre de “Asociación Libra”

Una estrategia bien pensada

Por esta razón, aunque el promotor principal del proyecto es Mark Zuckerberg, no será él quien dirija directamente la moneda virtual. Este trabajo será supervisado por los integrantes de la asociación conjunta y velarán por los intereses que otorgue la creación de la nueva criptomoneda.

La criptomoneda ya fue presentada de manera oficial al mundo entero en el mes de junio del 2019, pero se tendrá que esperar hasta el próximo año para darle utilidad en la red social.

Otras empresas que también se suman en este interesante proyecto se cuentan: MercadoLibre, Stripe y Booking. Se revela que cada corporación beneficiada invierte un aproximado de 10 millones de dólares para la cristalización de la criptomoneda. El valor de esta moneda virtual estará enlazada a otras monedas multinacionales como el Bitcoin, esto con el objetivo de estabilizarla en el mercado.

La estrategia de que la empresa Facebook no influya directamente en el proyecto, le otorga la posibilidad de tener una mayor actuación, cuando los entes encargados de aplicar las debidas regulaciones, le metan la lupa a la asociación recién creada, sobre todo teniendo presente, que estamos hablando de una criptomoneda que funcionará en una red social, en el cual vuelven a la palestra los temas de privacidad que tanto a dado que hablar en otros ámbitos.

¿La revolución de la Criptomoneda?

Aunque la aplicación de las criptomonedas en el mundo como régimen cambiario universal, no tuvo el auge que se esperaba, quizás la implementación del nuevo proyecto tanto en Facebook como en las otras empresas que colaboran en la asociación, marquen la diferencia.

La popularidad de usar estos métodos para operaciones mercantiles entre el público cybernético, pudiera dar el impulso deseado y tan esperado, donde la revolución de la industria financiera sería de proporciones astronómicas, pues se estima que la tercera parte de mundo posee al menos una cuenta en Facebook.

Solución definitiva de inestabilidad en la criptodivisa

Ya se han echado las cartas y todo apunta a que el proyecto promete. En Techcrunch; quienes se especializan sobre iniciativas empresariales, comentan que la nueva criptodivisa puede fungir como una “stablecoin”, es decir, una moneda virtual cuyo valor se mantiene estabilizado, y no se verá alterado por la tendencia volátil que tanto a afectado a otras criptodivisas como el Bitcoin.

¿De que manera Facebook logrará estabilizar su moneda? Al parecer la red social tendrá que fusionarse a entidades bancarias con presencia internacional para entablar cierto control y bloquear su repentina fluctuación. Según algunos comentarios adicionales, pero nada oficial, se comenta de la posibilidad de instalar cajeros que permitan realizar dichas operaciones.

La criptodivisa será considerada como un medio de ahorro tipo Blockchain, a un precio consolidado, para que los internautas puedan gestionar sus cambios a una divisa comercial común.

En definitiva, la primicia de la criptomoneda que nos llega mediante la Asociación Libra, ha dejado a más de uno intrigado. ¿Realmente será todo lo que promete?, ¿Se dará inicio a una nueva era comercial enmarcado en una red social? El tiempo lo dirá, sin embargo, eso es lo que se proyecta a futuro cercano.

Imaginemos todo lo que se puede lograr mediante la implementación de este novedoso proyecto: Realizar transferencias entre “amigos”, gestionar pagos sin tener que perder en altas comisiones y hasta realizar envíos de fondos a familiares que han emigrado y que es todo un proceso para lograr hacerles llegar el importe deseado. También, veremos su influencia y aplicación en otras compañías asociadas a Facebook, como Whatsapp e  Instagram.