El avance tecnológico también tiene su lado oscuro. Esta realidad innegable se filtra entre la sociedad con motivos egotistas, apuntando a los más bajos instintos del género humano. Esta vez hablamos del DeepNude, aplicación que desnuda a mujeres, para satisfacer deseos impuros, evocando el poder autodestructivo puede desarrollar la humanidad.

Concepto del Deepnude y sus inicios

Aplicación que Desnuda a Mujeres

Desde hace algunos años se viene utilizando una aplicación de connotación parecida, pero menos atrevida. Nos referimos a la app Deepfake. Este software se basa en inteligencia artificial para crear el efecto realista de fusionar el rostro de una persona al cuerpo de otra. Quienes se valen de esta aplicación, en su mayoría lo hacen para la creación de memes divertidos o de críticas y denuncias.

Sin embargo, la app Deepfake fue utilizado sin escrúpulos en videos pornográficos fake, donde aparentaban ser protagonizados por celebridades.

Enmarcado en este contexto es que se crea DeepNude, que utilizando de igual manera inteligencia artificial, la aplicación desnuda a una mujer.  Por medio de redes neuronales tiene la capacidad de distinguir la sección de la imagen donde se ubica la zona íntima femenina y reemplazarla con desnudos que provienen de una base de datos de miles de mujeres que se hallan en la red, adaptando el cuerpo que más se amolde.

Es impresionante los resultados de esta aplicación, pues la imagen final presenta un realismo que pareciera ser una toma real del desnudo. La aplicación solo funciona con féminas, pues tras ejecutar la aplicación en una imagen de un hombre, lo que logró fue reemplazar unos pantalones por el órgano genital femenino. Obviamente esto ha activado las alarmas de la ley en contra de la violencia y degrade del género femenino.

Similitudes y diferencias entre el Deepfake y DeepNude

El software deepfake es una aplicación exclusiva para ordenadores de escritorio, el cual los resultados de las imágenes son de baja resolución con una marca en agua que identifica la imagen como fake (falsa).

Lo cierto es que estos programas cada vez van perfeccionando la técnica a tal grado que, con tan solo eliminar la marca en agua que la identifica como falsa, suele ser difícil identificar si la imagen es genuina o no.

En lo que respecta a DeepNude aplicación que desnuda a las mujeres, esta no tiene la capacidad de quitarle la ropa a quien sea, en realidad realiza sustituciones de elementos en poses que más se asemejen a desnudos reales.

La cuestión radica en que cualquiera, sin ningún tipo de conocimientos técnicos de retoque fotográfico, puede realizar el insultante desnudo sin la autorización de las fotografías de mujeres que se encuentren en la red.

La gran diferencia con respecto a deepfake; que puede tomar varias horas de trabajo, conocimiento técnico y un ordenador de gran desempeño, es que por el contrario el deepnude desnuda a mujeres en instantes de manera automatizada.

Inofensiva travesura o verdadero ataque al género femenino

Al momento de lanzar esta aplicación, se encendió el debate en cuanto al uso de la tecnología en contra de la mujer. La difusión de desnudos del cuerpo femenino sin el debido consentimiento es un delito. Aún más, siendo el caso de que se convierta la fotografía inocente de una mujer en una imagen pornográfica.

No es en ningún momento una diversión o travesura inofensiva, una aplicación que desnuda a mujeres es un verdadero ataque a la integridad y moral de cada mujer. Existen infinidad de casos, en los que se utiliza este tipo de material como chantaje contra las féminas, motivo suficiente que provocó el cierre de la aplicación maliciosa y dañina deepnude, para evitar ser utilizada como arma de violencia contra el género femenino.

Según un especialista en informática Hany Farid; que atestigua estar sorprendido con la facilidad de implementación de este tipo de aplicaciones, comenta la imperante necesidad de mejorar la detección de material multimedia fake, además de establecer sistemas que regulen los avances tecnológicos, para evitar que se conviertan en armas contra cualquier género.

Las redes sociales deberán plantearse cómo mejorar la definición de lo que es inadecuado, que atenta contra los derechos humanos.

En EEUU ya está en proceso un proyecto de ley; que fue introducido a medidos de junio del 2019, para defender a las personas de aspectos falsos. También será necesario según expertos concientizar la responsabilidad de cada persona tiene ante el degradable y funesto consumo de material pornográfico, bien sea de origen fidedigno o creado por inteligencia artificial.