El mundo del cine y el entretenimiento ha inundado nuestras mentes, con lo negativo que puede resultar la aplicación de la robótica y la inteligencia artificial (IA), como herramienta eficaz de asistencia a la humanidad.

Lo cierto es que en la actualidad son muchas los aportes que los autómatas ofrecen, resultando ser un medio eficaz de la asistencia personal. Las múltiples ventajas que ofrecen su aplicación en distintas áreas, nos permiten aceptarlos como eficaces asistentes personales, con resultados satisfactorios.

Algunos de estos robots se han programado para reemplazar ciertas actividades, que eran realizadas por la mano humana en distintas facetas, como por ejemplo: tareas domésticas, ayudantes de cocina, mensajeros e incluso en el área de cirugía médica. Conforme avance los grandes esfuerzos de los ingenieros de la robótica, se irán implementando cada vez más en las actividades cotidianas de todos.

Aplicación de la robótica en la asistencia personal

Eficaz asistencia personal

Reciente se ha impulsado el desarrollo de autómatas robóticos como asistentes personales, sobre todo para aquellos que tienen alguna discapacidad. Japón es pionero de este movimiento, donde podemos encontrar en las residencias de ancianos, androides de asistencia que han facilitado su desenvolvimiento, para realizar actividades que les resultarían difíciles lograr por ellos mismos.

Expertos ingenieros de la MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) en cooperación con el hospital infantil de Boston, han llevado a cabo un programa de robots sociales cuya función es compartir con los niños mientras cumplen su estancia hospitalaria.

El peluche autómata “Huggable” es un excelente asistente de apoyo, en los centros pediátricos, donde estudios revelan que su influencia en los niños ha dado resultados muy positivos. Realmente existe una interacción entre ellos que contribuye a una recuperación pronta, lo que conlleva una estancia menor.

No solo los niños pueden beneficiarse de la eficaz asistencia personalizada de un autómata, el profesor del Dpto. de Control y Sistemas Ingenieros de Elche, Nicolás García comenta que existe un creciente aumento de personas con posibilidad de padecer enfermedades neurodegenerativas que limitan sus funciones motoras.

Para estas situaciones los robots autómatas pueden asistir a los pacientes a recuperar sus habilidades, así como realizar tareas que no puedan lograr realizar por sus propias fuerzas.

Programas de adaptación de la robótica en el mundo

En España, el entorno social no está muy familiarizado con la adecuación de estos asistentes personales. Sin embargo, existe un trabajo constante en el área de la robótica. El Eurecat colabora en el desarrollo técnico de un androide que permita una teleasistencia a personas de avanzada edad que viven solos.

En la misma línea de pensamiento, la universidad Pablo Olavide trabaja en su laboratorio robótico en el proyecto TERESA, un robot autómata de telepresencia, ingeniosamente adaptado para incluirse en espacios que necesitan la interacción humana.

El programa Horizon 2020 que entró en funcionamiento desde el 2014, y que cuenta con aproximadamente 80 mil millones de euros en financiamiento, planifican convenciones en el Fórum Europeo de Robótica e implementan actividades en la Semana de la Robótica como la que fue celebrada en el 2016, con el propósito de incentivar el apoyo en el campo robótico y la inserción en la sociedad.

Otro proyecto que promueve el desarrollo de la robótica en el Centro Europeo de Coordinación para el Desarrollo de la Robótica Abierta “ECHORD” cuyos esfuerzos van dirigidos a la integración de investigadores, fabricantes y usuarios. Cuentan también con la colaboración de la Universidad Politécnica de Barcelona con participación abierta de profesionales como Nicolás M. García y Roemi Fernández.

Toda esta gran aportación de la gran diversidad de entusiastas expertos y aficionados permiten el desarrollo de nuevos sistemas aplicados como una herramienta eficaz de la asistencia personal, en sectores diversos como: la agricultura, medicina, alimentación, rehabilitación, educación, etc.

Los grandes esfuerzos de hoy se verán muy bien recompensados con los logros del mañana. En el futuro quizás, las fantasías plasmadas en los films de ciencia ficción serán una realidad, donde los robots lograrían una conexión directa con el sistema nervioso o neuronal, mejorando capacidades humanas que se han perdido por algún accidente, implantes que permitan retomar una plena movilidad de un miembro perdido y más…

Lejos de representar una amenaza para la humanidad, lo autómatas de la robótica, lograrán ser un aliado eficaz de la humanidad de asistencia personal transportándonos al nacimiento de una nueva era.