Miembros de la Mesa y la presidenta del Congreso de los Diputados.
Miembros de la Mesa y la presidenta del Congreso de los Diputados.Marta Fernández Jara / Europa Press (Europa Press)

La Mesa del Congreso de los Diputados ha aprobado este martes, con el aval del informe de los letrados de la Cámara, rechazar la creación de una comisión de investigación sobre supuestas “ilegalidades” en unas cuentas y donaciones atribuidas a Juan Carlos I y para determinar en su caso “las consiguientes responsabilidades éticas y políticas”. Solo los dos miembros de Podemos presentes en la Mesa se mostraron a favor de la comisión. PSOE, PP y Vox la descartaron.

El órgano director del Congreso votó y rechazó tanto la propuesta de Podemos como la registrada por Esquerra Republicana de Catalunya y el Grupo Plural (que forman Junts per Catalunya, Compromís, Más País y el Bloque Nacionalista Galego) para que se crease una comisión de investigación sobre las posibles cuentas corrientes que podría tener el rey emérito y que han trascendido al conocerse que la Fiscalía suiza está realizando indagaciones sobre una supuesta donación de 65 millones de dólares atribuida a Juan Carlos I, en 2012 y cuando aún era jefe del Estado, con destino a su amiga Corinna Larsen, según adelantó este periódico.

La mayoría de la Mesa, formada por los representantes del PSOE, PP y Vox, y con el voto en contra de los dos miembros de Unidas Podemos, Gloria Elizo y Gerardo Pisarello, consideró finalmente tras estudiar el trabajo de los letrados que no procede crear la comisión en el Congreso. Es el tercer rechazo en este sentido.

Los letrados, en su informe sobre la creación de la comisión, concluyen, como ya hicieron en 2108 cuando se reclamó otra comisión sobre el ex jefe del Estado, “que no procede su admisión a trámite teniendo en cuenta la posición institucional de la Jefatura del Estado en el marco constitucional y, especialmente, lo dispuesto en los artículos 56.3 y 65 de la Constitución, así como la interpretación que a este respecto se ha hecho por la jurisprudencia del Tribunal Constitucional y los precedentes existentes en la Cámara”.

Jaume Asens, en nombre de Unidas Podemos, consideró tras la reunión que ese rechazo le parecía “jurídicamente no justificado y enormemente grave desde el punto de vista político” porque el rey emérito ya no goza, según su criterio, de la inmunidad que fija la Constitución para cuando estaba en ejercicio. Asens explicó que esa petición “no es un capricho” de Podemos y apuntó que autoridades judiciales de Suiza y Gran Bretaña están investigando ya posibles “irregularidades y blanqueo de dinero” y anunció que su partido seguirá intentando que esa investigación prospere por todos los medios a su alcance. Asens advirtió así que si eso no sucede podría ocurrir que “el cuestionamiento que ahora solo alcanza a Juan Carlos I pudiera alcanzar también a Felipe VI”, el rey actual.