Ventanillas de la aerolínea italiana Alitalia cerradas en el aeropuerto Adolfo Suarez-Madrid Barajas, este martes.
Ventanillas de la aerolínea italiana Alitalia cerradas en el aeropuerto Adolfo Suarez-Madrid Barajas, este martes.RRF / Europa Press (Europa Press)

El Consejo de Ministros decidió este martes prohibir los vuelos directos desde Italia a los aeropuertos españoles como medida extraordinaria para contener la expansión del coronavirus. La medida ha pillado desprevenidos a muchos españoles ―un número difícil de precisar, ya que al ser la UE no es necesario registrarse― que se encontraban de viaje en este país. Es el caso de Josep Ramón Sanjuán, de 38 años, y Estefanía Lafuerza, de 32, que pasaban unos días en Florencia. “Nos han anulado el vuelo de vuelta y nadie nos explica nada. Necesito volver a Barcelona para trabajar. Desde la Embajada no nos dan respuestas”, se queja Sanjuán.

La pareja llegó a la ciudad italiana el 7 de marzo y tenía previsto regresar el próximo viernes. “Este martes por la mañana vimos que la cosa se estaba complicando. Por eso adelantamos nuestro vuelo de regreso a este miércoles. Pero después del Consejo de Ministros, nos mandaron un correo de la compañía aérea y nos lo cancelaron”, explica este español que reside en Barcelona y tiene dos hijos pequeños, que se han quedado en España con sus abuelos.

Desde que recibieron el correo, el matrimonio afirma que ha llamado muchas veces a la Embajada de España en Roma y nadie coge el teléfono, mientras el Consulado de Florencia solo trabaja martes y jueves. “Ha habido improvisación para poner esta medida en marcha. No hay ninguna respuesta de las autoridades. Sé que les ha pasado también a muchos españoles que están de viaje en Roma. No nos están dando soluciones”, comenta el barcelonés. Sin embargo, la restricción no se aplica a los vuelos que salgan desde España con destino a aeropuertos italianos. Es decir, se puede volar directo a Italia pero luego no se podría volver, al menos hasta el 25 de marzo. El Gobierno español recomendó el pasado 25 de febrero no volar al norte del país, pero no hizo recomendaciones sobre otras zonas -como Florencia-; hasta este martes no prohibió los vuelos de vuelta con Italia.

A esta situación se unen las restricciones de movimiento impulsadas por el Gobierno italiano, que solo autoriza los desplazamientos imprescindibles y que incluso estudia aplazar el pago de hipotecas, facturas e impuestos. “Nuestro vuelo salía del aeropuerto de Pisa, y en el consulado nos dijeron que necesitábamos un papel para ir hasta allí, porque hay restricción de movimientos para los italianos. Nos los tuvimos que descargar desde la web del Ministerio de Exteriores”, continúa.

La pareja ha comprado un vuelo para intentar volar este jueves a París y, desde ahí, volver a Barcelona. “A esta hora, nuestro vuelo está programado, pero me temo que mañana nos lo anulen. Hemos llamado también a la Embajada en Roma y nos dicen que hay españoles que han cogido vuelos a Portugal y que a última hora también se los han cancelado. Si hacen eso, no nos vamos a poder mover de aquí», explica Sanjuán.

Cancelaciones en las aerolíneas

Este martes varias aerolíneas anunciaron suspensiones de sus vuelos con Italia. Ryanair, por ejemplo, anunció la suspensión de todos sus vuelos hacia o desde Italia hasta el miércoles 8 de abril. La medida ha arrancado este miércoles para vuelos domésticos en Italia y desde el próximo viernes para los internacionales. La aerolínea irlandesa asegura haber notificado ya por correo electrónico su decisión a todos los pasajeros afectados y ofrece reubicar gratuitamente a todos aquellos que se encuentran en Italia y quieran salir del país antes del próximo viernes.

Finnair ha comunicado la cancelación de 2.400 vuelos previstos para abril en rutas nacionales y europeas. Entre ellos uno que une Barcelona con Helsinki. La suspensión de esos vuelos busca reducir más de un 20% la capacidad de sus rutas (para lo que también usará sus aeronaves más pequeñas) con el objetivo de adaptarla a la demanda menguante. Hace una semana, la compañía finlandesa ya anunció despidos temporales para toda su plantilla en Finlandia, compuesta por 6.000 trabajadores.

En el caso de la aerolínea de bajo coste Norwegian, las cancelaciones anunciadas este martes alcanzarán a unos 3.000 vuelos programados hasta mediados del próximo junio. Estos representan el 15% de la capacidad total de la aerolínea, que ha remitido a una comunicación posterior para detallar qué vuelos concretos serán suspendidos. Por su parte, British Airways, socia de Iberia dentro del grupo IAG, ha cancelado todos sus vuelos a Italia hasta el próximo 4 de abril, ofreciendo a sus clientes el cambio gratuito o el reembolso del billete.

Información sobre el coronavirus

Aquí puedes seguir la última hora sobre la evolución del coronavirus.

El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

Guía de actuación ante el coronavirus

Cronología de la enfermedad en España

– En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad.