En paralelo al goteo de nuevos casos de Covid-19, que este martes superaron los 1.600 en España, van llegando también las medidas adicionales para contener la epidemia. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, anunció tras el Consejo de Ministros del martes un nuevo paquete de prevenciones que se suman a las que se decretaron el lunes. Además, La Rioja se une a Madrid, Vitoria y Labastida como “zona de alta transmisión”. “Para combatir la emergencia haremos lo que haga falta, cuando haga falta y donde haga falta y juntos superaremos esta crisis”, dijo Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, tras una reunión extraordinaria del Consejo Europeo.

En los focos donde existe una transmisión comunitaria descontrolada, además de la cancelación de clases en todos los niveles educativos, se suma la prohibición de celebrar eventos que congreguen a más de 1.000 personas. Para los de menos deberá reducirse la asistencia a un tercio del aforo para evitar aglomeraciones en lugares cerrados. Asimismo, en todo el territorio nacional los partidos deportivos de gran afluencia se celebrarán a puerta cerrada. Todas estas medidas se aplicarán en principio durante dos semanas, si bien se podrán prorrogar y sumar más, en función de la evolución de la epidemia. También se suspenderán los viajes del Imserso durante un mes “para evitar desplazamientos de población frágil”, en línea con la recomendación que se anunció el lunes de que los españoles no viajen dentro del territorio nacional.

Todos los eventos que comporten movimientos masivos de personas —el más inminente son las Fallas en Valencia, que arrancan el sábado, ya han sido aplazadas— se evaluará caso por caso “con el único objetivo de proteger la salud pública, con el coste que tenga”, dijo Illa. Si tuvieran que suspenderse, añadió la ministra portavoz, María Jesús Montero, el Gobierno actuaría para paliar las pérdidas económicas y de empleo. También se estudiará en su momento qué sucede con los actos electorales de los comicios gallegos y vascos, que se celebran el 5 de abril. Montero subrayó que “lo que está por encima de todo es la salud de las personas” y ni una campaña ni el interés político “van a estar por encima”.

El escenario de España ya no se limita simplemente a contener la enfermedad, y las medidas de distanciamiento social empiezan a cobrar cada vez más protagonismo ante el acelerado avance de la epidemia, que crece más rápido que en otros países europeos. Este martes, adelantó a Alemania en número de positivos, aunque el incremento fue más contenido que el día anterior, cuando se doblaron. La subida en las últimas 24 horas, comparando los dos últimos cortes que ofrece Sanidad, fue de un 25%. Además, ya han fallecido 36 personas, mientras que más de un centenar permanecen en cuidados intensivos. Hasta ahora se han curado 135, según anunció el ministro.

Más allá de Europa, el ministro hizo referencia a Corea del Sur, “un país con condiciones más equiparables” a las de España que ya está viendo cómo los casos descienden: “Va a ser duro, no va a ser fácil, pero existe un horizonte”. También hay diferencias. El país asiático ha superado los 7.500 casos, con 58 muertes, es decir, un porcentaje del 0,7%; en España, con 1.635 positivos contabilizados, ya han muerto 36 personas, un 2,1%. Estos datos son provisionales y en ellos influye que Corea tomó medidas potentísimas para detectar la enfermedad. Ha realizado casi 200.000 pruebas diagnósticas (una por cada 273 habitantes), cuando España lleva 17.500 (una por cada 2.600), si bien el brote allí comenzó antes. La capacidad hospitalaria de Corea también es superior: cuenta con 12 camas por cada 1.000 habitantes, una de las mayores tasas del mundo y cuatro veces más que España.

Precisamente, lo más crítico de la epidemia es el impacto en el sistema sanitario: aunque el 80% de las personas pasan la enfermedad con síntomas leves, el 15% tienen requieren hospitalización y el 5% cuidados intensivos. La capacidad para atender a estos últimos es clave para que la tasa de supervivencia a la enfermedad crezca.

El presidente del Gobierno hizo hincapié en que el Ejecutivo seguirá las recomendaciones que dicten los científicos y puso en valor que todas las medidas se han tomado y tomarán en coordinación con comunidades autónomas de distinto signo, como ha sucedido en Madrid y el País Vasco. “Para vencer una amenaza sanitaria se requieren dos condiciones: un sistema sanitario robusto y una respuesta unida por parte de todos, de expertos, administraciones y ciudadanía. Contamos con uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo. Y para frenarla no caben soluciones individuales, todos debemos hacer frente unidos porque depende de nosotros. No hay colores, lo que vale es la ciencia, el saber”, dijo Sánchez.

“Trabajando para huir del escenario de Italia”

Todas las medidas, insistió el ministro, se han tomado aconsejadas por los criterios técnicos y la evidencia científica, “en coordinación con las comunidades autónomas y los socios europeos”. Illa aclaró que “se aplican cuando son necesarias”, y que si se permitieron manifestaciones como las del 8-M, que solo 48 horas antes de los anuncios de este martes había congregado a cientos de miles de personas en las calles españolas, es porque las circunstancias eran distintas. “Estamos trabajando para huir del escenario de Italia, para eso están encaminadas todas las medidas, mirando qué hacen los socios europeos, en concreto Francia y Alemania. Si vemos que no tienen efectividad y hay que tomar medidas adicionales las vamos a tomar”, aseguró Illa.

Entre ellas, el Gobierno aprobó una modificación al decreto ley para permitir la compra centralizada de cualquier tipo de producto sanitario que sea necesario para el abordaje del coronavirus, según anunció el ministro de Sanidad. Según explicó este martes es una medida de precaución en caso de que falte material, para poder asegurar compras de artículos como gafas protectoras, que no son consideradas medicamentos y no se podían comprar hasta ahora por este procedimiento. La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó la semana pasada de que la falta de este tipo de material podía poner en riesgo al personal sanitario de todo el mundo. En algunos hospitales de España se han denunciado robos y escasez de mascarillas. En el sistema en general, dijo Illa, esto no es de momento un problema.

Medidas contra el coronavirus en toda España

  • Las competiciones deportivas de gran afluencia se jugarán dos semanas a puerta cerrada.
  • Cancelación de los viajes del Imserso durante un mes.
  • Recomendación de no viajar a no ser que sea imprescindible.
  • Supresión de todos los vuelos con Italia durante 14 días.
  • Los eventos de afluencia masiva de personas serán valorados caso por caso.
  • Recomendación a las personas mayores que padecen con patologías crónicas que limiten las salidas de su hogar o residencia. En cualquier caso, se recomienda evitar lugares concurridos en los que no es posible mantener la distancia de seguridad interpersonal de al menos un metro.
  • Compra centralizada de todo tipo de productos sanitarios para evitar desabastecimiento.

Medidas en Madrid, La Rioja, Vitoria y Labastida

  • Prohibición de celebrar eventos de más de 1.000 personas.
  • En los de menos de 1.000 personas a puerta cerrada solo se podrá vender un tercio del aforo.
  • Suspensión de toda actividad lectiva de los cero años a la universidad y actividades extraescolares complementarias.
  • Recomendación de teletrabajo en los casos que sea posible, flexibilización de horarios.
  • El Ayuntamiento de Madrid ha ordenado el cierre del 11 al 26 de marzo de todos los teatros centros culturales, polideportivos y bibliotecas municipales.

Más información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución del coronavirus.

El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país.

Guía de actuación ante el coronavirus.

– En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad.