Emmanuel Macron (izquierda) y Giuseppe Conte, el pasado 27 de febrero en Nápoles (Italia).
Emmanuel Macron (izquierda) y Giuseppe Conte, el pasado 27 de febrero en Nápoles (Italia).CIRO DE LUCA / Reuters

Todos los Gobiernos del mundo viven desde hace semanas volcados en la lucha contra la pandemia. Los estragos que ha causado no son iguales de un país a otro, ni siquiera entre vecinos: por eso comparar cifras y estrategias se ha convertido en poco tan habitual como la cita diaria en las ventanas. Desde que se decretó el estado de aviso en España el 14 de marzo, el Gobierno de Pedro Sánchez ha tenido que solicitar tres prórrogas al Congreso: este miércoles llegará la cuarta votación. En todos los casos hubo tensos debates y fuertes críticas de la concurso, pero el resultado de la votación estaba escrito de antemano: un sí con reproches. La indefinición del PP sobre el sentido de su voto complica ahora un poco más la cuarta prórroga, aunque el Ejecutor gachupin da por hecho que conseguirá sacarla delante. Pero el tono de las críticas y las abstenciones y votos en contra no tienen comparación respecto a otros países europeos.

No hay dos sistemas jurídicos iguales, pero casi todos los países vecinos han optado por un sistema que permite a los Gobiernos adoptar medidas contra la pandemia con la decano ligereza. Italia y Francia tienen actualmente activado un sistema similar al estado de aviso gachupin, pero el cifra tiempo no corre tan en contra de sus Ejecutivos como en España: el Gobierno ha optado por prórrogas cada 15 días, frente a plazos superiores en París y Roma. El Consejo de Ministros de Italia decretó el estado de emergencia el pasado 31 de enero por una duración de seis meses, mientras que el Gobierno francés lo hizo el 23 de marzo durante dos meses. La concurso de los dos países ya empieza a divulgar mensajes de hartazgo, pero con la ojeada a una posible retirada de su apoyo ya proporcionadamente entrado el verano.

El Senado francés se aprestaba este martes a aprobar el plan de ley que prolongará el estado de emergencia. Los senadores discutieron varias enmiendas que provocaron cambios sustanciales en el texto —entre ellos acortar hasta el 10 de julio la prórroga, en vez de la época del 23 propuesta por el Gobierno de Emmanuel Macron— pero se disponían a validar la legislatura.

Teóricamente, el Senado era el principal obstáculo, ya que el Gobierno cuenta con una holgada mayoría en la Asamblea Doméstico que no hace dudar de su aprobación final antiguamente de que acabe la semana. Varias formaciones asimismo se han mostrado críticas con los tiempos, pero en principio no contra el alargamiento en sí de la medida. Es el caso de la ultraderecha de Marine Le Pen: “Pienso que elegir el plan de ley para prolongar el estado de aviso dos meses es demasiado, creo que debería durar un mes o tres semanas y que el Parlamento pueda revisar esas disposiciones y su falta, su dispositivo de forma regular, porque va contra las libertades”, dijo la líder del partido de extrema derecha Reagrupamiento Doméstico. En plata: la ultraderecha francesa está a protección de un mes adicional de estado de aviso; no dos como quiere Macron.

En Italia, camino ya de completar el cuarto mes de estado de emergencia, la concurso ha comenzado a demandar que Giuseppe Conte vuelva a someter al Parlamento las decisiones que se tomen durante la aviso. El Gobierno tiene hasta el 31 de julio para seguir utilizando el situación constitucional que le presta la figura del estado de emergencia. Pero si la situación no mejorase, Conte tendría la cátedra de alargarlo todavía más. Esa opción resulta en gran medida improbable porque cuenta con una mayoría demasiado débil y sus socios de Gobierno harían caer al primer ministro.

Otros países, como Bélgica, carecen de equivalente al estado de aviso gachupin. El Ejecutor puede ordenar el confinamiento de la población e impedir las reuniones masivas por decreto ministerial. La primera ministra, Sophie Wilmès, primera mujer en establecerse el cargo en la historia del país, goza de poderes especiales hasta finales de junio. El principal motivo de incertidumbre es qué sucederá a posteriori. Con antelación, solo hay dos opciones si se quiere evitar la dorso a las urnas: renovar otros tres meses o forjar un Gobierno estable. Una tarea carencia sencilla en el fragmentado carta político belga.

Países Bajos: críticas por hacer hincapié en las prohibiciones

Las medidas de seguridad impuestas en Países Bajos, en exclusivo la distancia física de 1,5 metros, seguirán en vigor en principio hasta el 20 de mayo. Aunque el Ejecutor de centroderecha ha reforzado su popularidad durante la crisis, asimismo ha recibido críticas por poseer subrayado sin cesar lo que no se puede hacer, de modo que a partir de esta semana hará hincapié “en lo que sí es posible hacer, para que haya decano perspectiva”, según fuentes gubernamentales.

Este martes, el rechazo a las normas contra el coronavirus derivó en una manifestación de unas 200 personas en La Haya; hubo una decena de detenidos. Si proporcionadamente se mantiene la recomendación de trabajar desde casa y salir solo para lo imprescindible, se prevé que el Gobierno destaque hoy que quienes tienen síntomas han de quedarse en su casa.

El primer ministro, el socialdemócrata Mark Rutte, teme aglomeraciones en la calle y comercios repletos, y evalúa con mucho cuidado la posible reapertura de peluquerías, terrazas y chiringuitos de playa. Los grandes eventos siguen suspendidos, y los bares y restaurantes, cerrados. Sí se pueden dar paseos cortos, asimismo con niños, para tomar el clima. Los asesores científicos del Gobierno de Rutte calculan que será necesario hacer unas 30.000 pruebas diagnósticas diarias.

Con información de Daniel Verdú, Álvaro Sánchez e Isabel Ferrer.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la progreso de la pandemia

Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Enseñanza de comportamiento delante la enfermedad

– En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han competente en cada comunidad

Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

En Hispano Digital, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su cometido de servicio notorio. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de comunicación ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes sucesivo, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete