Las mujeres están soportando la mayor parte del fuerte impacto que la epidemia del coronavirus está teniendo sobre el personal sanitario. Así lo revela un informe elaborado por el Instituto de Salud Carlos III, que pone de manifiesto que el 75,6% de los trabajadores contagiados son mujeres.

El informe analiza los 30.660 casos comunicados por las comunidades a la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (Renave) hasta el pasado lunes. De ellos, 23.178 son mujeres y 7.482 son hombres, lo que se explica por el creciente peso de las mujeres entre la clase médica. Según los datos de 2019 de la Encuesta de Población Activa, el 72,4% del total de profesionales sanitarios son mujeres. En estamentos de protagonismo asistencial, como el personal de enfermería o auxiliares, el peso de las mujeres escala por encima del 90%.

Si se compara con el resto de la población, los casos sufridos por el personal sanitario son en general más leves. Han requerido hospitalización el 10,9% de los trabajadores y han entrado en la UCI el 1,2%, porcentajes que contrastan con el 46% y el 5,6%, respectivamente, de los casos totales registrados en España, según datos también de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica.

Hasta el momento han fallecido en España 35 sanitarios, lo que supone un 0,1% de los infectados. Este porcentaje también es notablemente inferior a la mortalidad del 7,9% registrada entre la población general. El informe, sin embargo, avisa de que “estos resultados deben interpretarse con precaución, puesto que se han considerado como no fallecidos los casos sin información en esta variable, y deben ser confirmados en posteriores análisis”.

Según las fuentes consultadas, una de las razones que explicaría esta disparidad es que los sanitarios contagiados son en general más jóvenes (una mediana de 46 años en comparación con los 60 de la población general) y, por tanto, tienen mucho mejor pronóstico ante la infección, a lo que también ayuda que tengan entre ellos más peso las mujeres (75,6% frente a 55,6%), que en general también desarrollan menos complicaciones.

“Los hombres están más representados a medida que aumenta la gravedad”

Por lo demás, como es lógico, las características de los procesos clínicos cursados por los sanitarios no difieren de los de la población. Los síntomas más frecuentes que se refieren son tos, fiebre, escalofríos, y dolor de garganta. Un tercio sufrió trastornos digestivos (diarrea o vómitos), algo más frecuente en mujeres que en hombres, así como la disnea y el dolor de garganta. La fiebre fue más frecuente en los hombres.

También como en el resto de la población, los hombres y los trabajadores con patologías de base son los que sufren los cuadros más graves. “La prevalencia de enfermedad de base es de 30% en los casos no hospitalizados, 50% en los casos hospitalizados, 66% en los casos ingresados en UCI y 82% en los fallecidos”, sostiene el informe en sus conclusiones. “En definitiva, los hombres, los pacientes de mayor edad y con enfermedades de base y factores de riesgo están más representados a medida que aumenta la gravedad”, añade.

Por comunidades, destacan los casos de Andalucía y Melilla, donde cerca del 30% de los casos totales diagnosticados corresponden a profesionales sanitarios.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

– En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

En Hispano Digital, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete