Imagen del dominio .org.
Imagen del dominio .org.DenisKot / Getty Images/iStockphoto

Decenas de ONG de todo el mundo han pedido durante meses la reconsideración y suspensión de la cesión del dominio .org al fondo de inversión privado Ethos Renta. Temían que los nuevos propietarios aplicaran subidas de precios y censura. Solo la ICANN, la autoridad encargada de la regulación de los dominios de Internet, podía detener esta transacción. Y así lo ha hecho. Tras posponer durante un mes la toma de una intrepidez definitiva por el coronavirus, finalmente ha bloqueado la cesión del .org. El dominio seguirá siendo, al menos por ahora, uno de los pocos espacios de Internet que aún está en manos de una estructura sin talante de utilidad.

El presidente de la ICANN, Maarten Botterman, ha explicado que, posteriormente de analizar los comentarios de todas las partes implicadas, rehusar la ofrecimiento del fondo privado es “moderado y lo correcto”. “La función de la ICANN es avalar el funcionamiento estable y seguro de los sistemas de identificación únicos de Internet. Nos dedicamos a tomar la intrepidez correcta, sabiendo que lo que decidamos será correctamente recibido por algunos y no por otros”, afirma en un comunicado publicado el pasado jueves.

Entre las razones citadas por la ICANN para rehusar esta transacción, está que Ethos Renta es una “entidad destinada a servir los intereses de sus empresas interesadas y que no tiene un plan significativo para proteger o servir a la comunidad del .org”. “Se está pidiendo a la ICANN que acepte un pacto con una entidad con una forma totalmente diferente en vez de mantenerlo con la entidad sin talante de utilidad que ha operado responsablemente el registro del .org durante casi 20 abriles”, indica Botterman.

El dominio .org depende desde 2003 del Registro de Interés Manifiesto (PIR), que a su vez pertenece a la Internet Society (ISOC) —ambas son organizaciones estadounidenses sin talante de utilidad—. En noviembre de 2019 se anunció que la ISOC había cerrado la cesión del dominio por 1.130 millones de dólares a Ethos Renta, según la web especializada en tecnología CNET. El presidente de la Internet Society, Andrew Sullivan, explicó que traicionar el dominio permitiría a su estructura disponer de una fuente de financiación sostenible y de los capital para desarrollar su tarea a viejo escalera.

Pero desde que se anunció la cesión, en noviembre, el acuerdo entre el PIR y el fondo privado provocó una robusto competición. En la ahora cualquier persona u estructura puede comprar un dominio .org. De hecho ya hay más de 10,5 millones de nombres registrados y la mayoría de los propietarios de estos nombres no son ONG, según explican desde la ICANN. Pero en los últimos abriles, este dominio se ha convertido en una seña de identidad de todo tipo de organizaciones sin talante de utilidad. El patronímico .org forma parte de los enlaces de las webs de entidades como ACNUR, la ONU, Médicos Sin Fronteras, Greenpeace, Human Right Watch o la Wikipedia.

Tras conocer la cesión, organizaciones como Access Now aseguraron no poder permitirse una posible subida de precios. En la ahora registrar un dominio cuesta entre unos 10 y unos 20 dólares al año —dependiendo de los servicios que se elijan—. A otras organizaciones como Electronic Frontier Foundation les preocupaba especialmente cualquier tipo de censura. Mitch Stoltz, abogado de la estructura, explicó en marzo a este folleto que carencia impediría al fondo privado obtener ingresos cerrando sitios web a petición de empresas o Gobiernos.

Ethos Renta intentó avalar a estas organizaciones que sus peores augurios no se cumplirían. Se comprometió a “a amparar .org accesible y a un precio moderado para todos, en sarta con la larga tarea del PIR”. “Nuestro plan es poblar interiormente del espíritu de la destreza histórica en lo que a los precios se refiere, lo que significa, potencialmente, aumentos de precios anuales de hasta un 10% de promedio. Con esto, continuará siendo uno de los nombres de dominio más asequibles del mercado”, afirmó en un comunicado.

Pero sus aparentemente buenas intenciones, no convencieron a los críticos, que pidieron una y otra vez que se bloqueara la transacción. Antiguamente de tomar la intrepidez final, la ICANN analizó a fondo la situación. Envió tres solicitudes de información a PIR, la ISOC y Ethos Renta. Revisó “cientos de páginas” de documentación y respuestas proporcionadas por estas entidades. Consideró “más de 30 cartas de las partes interesadas”. E incluso tuvo en cuenta las opiniones de la comunidad de un foro notorio y una carta enviada en abril desde la Oficina del Fiscal Militar de California —que se posicionó del flanco de las ONG—.

Casi 900 organizaciones y más de 26.000 usuarios habían firmado una petición para que se bloqueara la cesión del dominio. Por lo tanto, son muchas las ONG se han alegrado de la intrepidez tomada por la ICANN. Es el caso de Electronic Frontier Foundation. “La operación propuesta fue un intento por parte de expertos de la industria de nombres de dominio de obtener ganancias de miles de organizaciones sin fines de utilidad y ONG de todo el mundo”, explica en su web.

Aunque consideran el cerco una conquista, su batalla aún no ha arruinado: “El registro .org todavía necesita un administrador fiel porque Internet Society ha dejado claro que ya no quiere esa responsabilidad. La ICANN debería realizar una consulta abierta, como lo hicieron en 2002, para elegir un nuevo cámara del dominio .org que otorgue a las organizaciones sin fines de utilidad una voz actual en su gobierno y una seguro actual contra la censura y la explotación financiera”.

Por su parte, la ISOC ha anunciado su intención de seguir prestando atención a este dominio. “No descuidaremos el .org”, ha afirmado su presidente a The New York Times. Mientras tanto, la ICANN ha hecho un convocatoria a todos los involucrados para “que encuentren un camino saludable en dirección a delante, con un buen ojo para elogiar el mejor apoyo posible a la comunidad .org”.

En Hispano Digital, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su tarea de servicio notorio. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de llegada ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes futuro, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete